Científicos de Harvard creen que los extraterrestres utilizan las estrellas para impulsar sus naves


Dos científicos del centro de astrofísica Harvard-Smithsonian han estudiado una extraña y fuerte onda de radio que habría estallado en el espacio. La única explicación que han hallado al inusual fenómeno es que haya sido provocado por seres extraterrestres.

“Merece la pena contemplar y verificar su origen artificial.”, explica Avi Loeb, un profesor israelí-estadounidense que ha trabajado en el estudio.
Todo comenzó cuando un astrofísico estaba revisando los archivos del Observatorio Parkes de Australia y notó un misterioso brote de actividad de radio. Fue corto pero intenso, aproximadamente quinientos millones de veces más de potente que la intensidad del Sol.
Los científicos llevaban diez años tratando de averiguar a qué se había debido el extraño fenómeno y aún siguen sin tenerlo claro. Algunos piensan que una estrella de gran tamaño colapsó en su núcleo; otros que se corresponde a una erupción solar que de alguna manera logró viajar a través del universo, pero los científicos de Harvard-Smithsonian creen que está relacionado con la vida extraterrestre.
Su teoría está basada en la existencia de una lejana civilización que utiliza rayos artificiales para ‘alimentar’ a su flota espacial. Los extraterrestres aprovecharían así la energía de las estrellas y enfriarían su máquina de rayos a través de inmensos tanques de agua, que tendrían el tamaño de un planeta, según informa From The Grapevine.
Aunque todavía es una teoría que no está comprobada, como todos sabemos, el hecho de que exista vida extraterrestre no es imposible. Hallarla significaría, sin duda, un gran cambio en cuanto a la percepción que tenemos de la realidad.

Comments 0

Deja un comentario

Científicos de Harvard creen que los extraterrestres utilizan las estrellas para impulsar sus naves

log in

Don't have an account?
sign up

reset password

Back to
log in

sign up

Captcha!
Back to
log in

Científicos de Harvard creen que los extraterrestres utilizan las estrellas para impulsar sus naves