Un piloto de combate de EE.UU. sobre un OVNI: «Aceleró como nada que haya visto»



El oficial David Fravor recuerda en una entrevista para «The New York Times» un escalofriante encuentro con ovnis

El oficial David Fravor recuerda en una entrevista para «The New York Times» un escalofriante encuentro con un objeto no identificado frente a las costas de California

El 16 del 12 del 2017 El New york Times publicaba una noticia que rápido los demás medios de comunicación internacionales difundieron en sus páginas.

David Fravor, es un ex piloto de la Armada que dice que estaba “bastante extrañado” por un episodio inexplicable sobre el Pacífico. Su historia ha capturado la atención de un programa del Pentágono que investiga los ovnis.

El incidente ocurrio en el 2004 David Fravor y el teniente comandante. Jim Slaight estaba en una misión de entrenamiento de rutina a 100 millas en el Pacífico, pilotaban dos cazabombarderos F-18 Hornet de la «Navy» (Armada) de los Estados Unidos,

Recibieron un mensaje por radio en su cazabombardero F/A-18F Super Hornet. Un oficial del crucero U.S.S. Princeton les preguntaba si el avión llevaba armas a bordo.

David Fravor, explico para referirse a un misil de «atrezzo» totalmente inofensivo. Nadie esperaba que en pleno noviembre de 2004 hubiera que enfrentarse a ninguna amenaza frente a las costas de California.

El USS Princeton que fue un portaaviones ligero clase Independence de la Armada de los Estados Unidos llevaba dos semanas siguiendo un extraño contacto, compuesto por lo que parecían ser varias aeronaves que, de repente, aparecían a gran altitud, a unos 24.000 metros, y que luego se lanzaban hacia el mar, deteniéndose y cerniéndose a unos seis kilómetros de altura. Después de eso, los contactos desaparecían del radar o se escabullían.

Fravor y Slaight trataron de investigar el contacto, así que cambiaron su direccion para encontrarse con el objeto. Cuando  control les informó que ya se encontraban cerca , descubrieron que no había nada a la vista ni al alcance de los radares de los F-18.

Entonces, el comandante Fravor miró hacia el mar. Estaba tranquilo ese día, pero las olas rompían sobre algo que estaba justo debajo de la superficie.

Era un objeto ovalado volaba a apenas unos metros de altura, levantando una estela. El objeto medía unos 12 metros y parecía saltar arriba y abajo de forma errática, sin volar en una dirección concreta. La perturbación parecía olas espumosas y espuma, como si el agua estuviera hirviendo.

El comandante Fravor comenzó a descender para observarlo más de cerca, pero a medida que se iba acercando, el objeto comenzaba a ascender hacia él. Era casi como si viniera a encontrarlo a mitad de camino, dijo.

El comandante Fravor abandonó su lento descenso y se dirigió directamente hacia el objeto.

Pero luego el objeto se desprendió.

«Aceleró como nada que haya visto», dice Fravor en la entrevista. Según recuerda, se quedó «bastante sobrecogido».

Después de perder el contacto, el USS Princeton (portaaviones de la Armada) les marcó un punto de reunión, a casi 100 kilómetro de distancia. Pronto, el operador les llamó de nuevo. «Señor, no va a creerlo, pero esa cosa está en el punto de encuentro». Según dice Fravor, el objeto había tardado menos de un minuto en recorrer 100 kilómetros.

Cuando llegaron al punto, no había ni rastro del OVNI, así que Fravor y Slaight volvieron al portaviones del que habían partido: el USS Nimitz.

Según este oficial, sus superiores no abrieron ninguna investigación para estudiar lo ocurrido, pero sus compañeros no tardaron en reírse de él al enterarse del extraño capítulo. Cuando un compañero le preguntó a Fravor qué había visto, este respondió: «No tengo ni idea. No tenía plumas, alas o rotores y dejó atrás a nuestros F-18». Y añadió: «Quiero volar uno».

AUDIO DEL VIDEO dura minuto doce segundos

Fuente abc y nyt

EL PENTAGONO INVESTIGO OVNIS

600 mil millones anuales de los presupuestos del Departamento de Defensa, los $ 22 millones gastados en el Programa de Identificación de Amenaza Aeroespacial Avanzada fueron casi imposibles de encontrar.

Durante años, el programa investigó informes de objetos voladores no identificados

Fue dirigido por un oficial de inteligencia militar, Luis Elizondo

El Departamento de Defensa nunca antes había reconocido la existencia del programa, que dice que cerró en 2012. Pero sus partidarios dicen que, aunque el Pentágono terminó la financiación para el esfuerzo en ese momento, el programa sigue existiendo.

Durante los últimos cinco años, dicen, los funcionarios del programa han seguido investigando los episodios que les han presentado los miembros del servicio, mientras que también llevan a cabo otras tareas del Departamento de Defensa.

Comenzó en 2007, y en un principio fue financiado en gran parte a pedido de Harry Reid, el demócrata de Nevada que era el líder de la mayoría en el Senado y que desde hace mucho tiempo tiene interés en los fenómenos espaciales.

La mayor parte del dinero fue a una empresa de investigación aeroespacial dirigida por un empresario multimillonario y viejo amigo de Reid, Robert Bigelow, quien actualmente trabaja con la NASA para producir naves expandibles para que los humanos las utilicen en el espacio.

Robert Bigelow (trabajador de la NASA)  dijo en una entrevista en 60 minutos de CBS (Programa de televisión) dijo que estaba “absolutamente convencido” de que los extraterrestres existen y que los ovnis han visitado la Tierra.

el programa produjo documentos que describen avistamientos de aeronaves que parecían moverse a velocidades muy altas sin signos visibles de propulsión

Funcionarios del programa también estudiaron videos de encuentros entre objetos desconocidos y aviones militares estadounidenses,

https://www.nytimes.com/2017/12/16/us/politics/pentagon-program-ufo-harry-reid.html

Comments 0

Deja un comentario

Un piloto de combate de EE.UU. sobre un OVNI: «Aceleró como nada que haya visto»

log in

Don't have an account?
sign up

reset password

Back to
log in

sign up

Captcha!
Back to
log in

Un piloto de combate de EE.UU. sobre un OVNI: «Aceleró como nada que haya visto»