Extraño humanoide en Zafra (Badajoz)

14 Noviembre 1968

Este siguiente caso ocurrió en la localidad extremeña de Zafra , el testigo fue Manuel Trejo  Soldador de profesión, viajaba en su <<citroen>> , circulaba tranquilamente por la carretera de vuelta a casa, tras ir a la cercana Burguillos del Cerro, donde recopilo unos sacos de carbón picon, pues de regreso hacia Zafra ,en su coche con la baca cargada de mercancía, la fina lluvia le acompañaba el viaje,  tras unos kilómetros en una curva, serian aproximadamente las 22:50 horas de la noche, cuando empezó a notar que su vehículo empezó como a fallar, perdía velocidad  la intensidad de los focos delanteros comenzó a disminuir, algo muy extraño le sucedía al coche.

Manuel Trejo siguió su rumbo , minutos después al salir de una curva, hacia su derecha a unos 300 metros observo la presencia de una silueta humana que en un primer momento pensó que era la guardia Civil , la altura era próxima a 1,80 metros , Manuel siguió aproximándose cerca de esta silueta , pero lentamente , fue cuando  al llegar y al alumbrarle con los focos del coche (que habían recuperado toda la intensidad)

“Pasé a su lado -relató el soldador al periodista y escritor Juan José Benítez- como es natural, y lo suficientemente despacio como para retener detalles. Me pareció normal entre un metro setenta y un metro ochenta. Se hallaba de frente al turismo. Las piernas permanecían juntas y los brazos caídos a lo largo del cuerpo. Vestía un “traje” ceñido, como los buzos, con muchísimas lucecitas rojas, verdes y azules. Era increíble. Yo diría que tenían el tamaño de una lenteja. Quizás menos. Parecía un árbol de navidad … y al llegar a su altura, aquella feria multiplicó su luminosidad (recuerdan este detalle en la experiencia del chofer). La cabeza y las manos, en cambio, estaban en sombra, las facciones y el cabello, todo en negro, no me llamaron la atención. Eran como los nuestros, el pelo, eso si, era un poco más largo de lo normal. En cuanto a los dedos se distinguían a la perfección. Quizás llevara guantes, no lo se… Los pies lucían igual en negro. Calzaba algo similar a unas botas. La experiencia no se la deseo a nadie, pase miedo.”

Salió pintando al ver a este ser y a pocos metros detuvo el coche para seguir mirando hacia atrás y pudo comprobar que aquel ser había desaparecido en cuestión de segundos. El testigo siguió su camino hasta llegar a Zafra .

Dos días después hizo el mismo recorrido y pudo ver una luz que parecía como seguirle

A escasos kilómetros de llegar a su domicilio comprobó que aquello tampoco era un helicóptero de la guardia civil. “A través del parabrisas la visibilidad era perfecta. Me recordó la forma de un limón partido por la mitad. Tendría unos 6 metros de diámetro y brillaba con un blanco intenso. Presentaba un “trípode” un montón de “tubos de escape” repartidos a lo largo de la circunferencia. Podían estar separados entres si a razón de 25 o 30 cm. Y no creo que superasen los 15 ó 20 cm de longitud.. Digo que serían “tubos de escape”· por que arrojaban fuego. Unas llamaradas como la de un soplete en acción. Y emocionado, nervioso y asustado, solo se me ocurrió hacerle señales con las luces del coche y quedarme embobado. Y al poco, en mitad de un fuerte silbido, el chisme empezó a moverse despareciendo en el cielo a toda pastilla. Y se hizo pequeño como una estrella”…

Un Ex  componente del grupo de musica  Conocidisimo

1 Abril 2012  carretera n-432  zafra barajoz

QUIZAS TE INTERESE  Ovni en Puente San Miguel Cantabria 1977

Una noche ,   conducian su furgoneta con dos acompañantes. Era una noche como cualquier otra, ellos iban tranquilos mientras que conducian y hablaban de sus cosas. Pero en la lejania vieron en la carretera una especie de ser, una extraña figura que se tambaleaba.

“Vi una especie de persona o algo parecido, no sé que era, pero nos quedamos mirándole fijamente hasta que estuvimos a menos de 1 metro de él”

Ellos pensaron que era una persona que había sufrido un accidente, describieron aquella figura como de unos 1.90 metros y se fijaron en la cara, tenía una mandíbula desproporcionada.  Ellos relatan que este ser tenía un traje uniforme, mantuvieron la marcha y  pasaron de largo siguiéndole la mirada.

“Sea lo que sea lo que vimos, yo no quiero volver a verlo , infunde terror , no quiero volver a verlo en mi vida”

 

Extremadura Misteriosa

Jose Antonio Caravaca

Cuarto milenio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.