En esta ocasión Nando Dominguez nos trae como invitado a Jesmar Martinez el cual Aproximadamente por el año de 1983-84, . Estába jugando su hermana Estrella, y los amigos del barrio. Cuando se quedo mirando las estrellas. Y en ese momento, apareció sin hacer ruido, y sin llamar la atención. Un objeto anómalo, con forma de plato. Que tenia tres luces amarillas, a forma de ventanas y una luz roja, a forma de puerta más grande. Y se movía su cúpula en contra de las agujas del reloj. Aqui repasamos su historia.

Con tan solo diez años de edad, y tras ser participe de uno de los programas de TV Española, con mas rating de nuestro país, en los años 80. “MAS ALLA” del investigador y escritor de lo paranormal y lo desconocido “JIMENEZ DEL OSO”. Tras ver como el señor Jimenez del Oso, explicaba los tipos de ovnis avistados en todo el planeta, con una batuta de madera, y un atril con una pizarra, en la que se veían estos tipos de platos voladores. Formulo la pregunta de si usted cree en la posibilidad de vida inteligente en otros lugares. Yo con tan solo diez años de edad, dije que si con la mente. Y ya no le di más vueltas al asunto. Unos días mas tarde. Aproximadamente allá por el año de 1983-84, seria Agosto –era verano caluroso–. Estábamos jugando mi hermana Estrella, y los amigos del barrio. Cuando me quede mirando las estrellas. Y en ese momento, apareció sin hacer ruido, y sin llamar la atención. Un objeto anómalo, con forma de plato. Que tenia tres luces amarillas, a forma de ventanas y una luz roja, a forma de puerta más grande. Y se movía su cúpula en contra de las agujas del reloj. Este objeto, tras estar parado en el aire a una altura aproximada de unos 500 metros. Comenzó a moverse, hacia el centro de la ciudad. En dirección a la Torre Picaso, (La torre de emisiones de TV de la comunidad de Madrid) y fue despacito, como si flotara en el aire. Cuando se movió diría yo, por mis pasos, como uno 200 o 300 metros de longitud. Se paro, seguía girando en contra de las agujas del reloj. Y salió disparado como si fuera un tirachinas. De cero a miles de km hora. Ya que desapareció en segundos de mi vista. Tras este impactante suceso que me ocurrió con tan solo diez años de edad. Quedo marcado para siempre en mi mente. Y siempre supe, que algo de otro mundo, tuvo que visitarme aquel verano de 1983-84.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.