19 de septiembre de 1961, 22:05 horas. Lugar: White Mountains (New Hampshire, ESTADOS UNIDOS)

Fue un matrimonio Barney y Betty Hill, estos habían estado de vacaciones en las famosas y impactantes cataratas del Niagara, entre el regreso decidieron parar en un restaurante de carretera para tomar algo, después de estar un rato en el restaurante siguieron su curso y mientras marchaban camino a casa pudieron ser testigos de ver algo extraño en el cielo, en lo que aparentemente parecía ser una estrella que lucía muchísimo más que el resto, en el camino de regreso realizaron diferentes paradas para observar con su equipo de prismáticos lo que estaban contemplando y lo que les llamaba mucho la atención ya que esa “estrella” parecía estar cada vez mas cerca .
Cuando estaban en White Mountains, al sur de Indian Head, el objeto pareció descender rápidamente.
Eso hizo que la curiosidad llamase a sus puertas y hizo que parase el coche rápidamente y salir del mismo para poder contemplar mejor lo que estaban viendo. Se acercaron metiéndose en el campo para apreciarlo mejor.

El cartel que explica qué sucedió con los Hill aquel 19 de septiembre de 1961

A través de los prismáticos se llevó una sorpresa , pudo ver como unos seres le observaban a través de las ventanitas del artefacto, este artefacto tenía como unas lucecitas de color rojas en los extremos, asustado, Barney regreso al coche y en ese momento el matrimonio comenzó a escuchar unos extraños sonidos.
Ellos siguieron su viaje de regreso a Portsmouth sumidos en un extraño aturdimiento.
A los días siguientes Betty seguía impresionada por lo que habían visto y entonces ella empezó a interesarse mas en el tema OVNI.
Tras revisar el coche encontró unas extrañas marcas amarillas en el capo del coche. Betty paso una brújula por el coche y esta parecía volverse loca.
Casualmente Barney comenzó a padecer angustia y Betty empezó a tener ciertas pesadillas en las que veía a unos seres que le introducían un artefacto y la sometían a diferentes análisis.


Betty informo del suceso a los investigadores del NICAP (Comité Nacional para la Investigación de Fenómenos Aéreos), aunque Barney no quería ya que se encontraba molesto cada vez que se hablaba de lo sucedido esa noche.
En una de esas entrevistas que le hicieron esos investigadores, cuando ellos empezaron a ser conscientes del viaje que había durado más de lo normal, exactamente dos horas más y había un tiempo perdido el cual no recordaban.
Se estimó que la amnesia abarcaba desde la primera tanda de sonidos extraños hasta que éstos fueron escuchados de nuevo, como si los mismos marcaran algún tipo de intervalo hipnótico.

Los Hill llegaron a la consulta del doctor Benjamin Simon en diciembre de 1963,algo más de dos años después del avistamiento. Ellos querían averiguar las causas de la angustia y esas pesadillas, para ello contactaron con este señor el cual les sometió a varias sesiones de hipnosis regresiva, en las que describían que después de que se oyesen esos sonidos por primera vez el coche se detuvo y es cuando pudieron observar la presencia de unos seres antropomorfos, con la cabeza redonda, ojos muy grandes y alargados.
Estos seres los sacaron del coche para introducirlos en ese artefacto , ese extraño Objeto circular que había descendido del cielo.
Ambos en el interior de la nave, fueron trasladados a diferentes salas, en las que fueron sometidos a una especie de experimentos médicos.
Uno de los seres el cual parecía ser el que mandaba mostro a Betty lo que tenía una pinta de ser un mapa estelar, este mapa fue analizado por la astrónoma Marjorie Fish, quien dijo identificar las estrellas del plano con las de Zeta Retículi A y Zeta Retículi B.

Mas tarde los seres devolvieron a los Hill al coche, desde donde estos pudieron ver como el aparato ascendia al firmamento para luego desaparecer.
El tratamiento de hipnosis finalizó en junio de 1964 y los problemas de angustia y pesadillas se resolvieron satisfactoriamente.
Barney y Betty habían sido hipnotizados por separado y coincidieron en muchísimos detalles los dos, el doctor Simon llegó a la conclusión de que lo relatado en las regresiones era, por lo menos, lo que Barney y Betty creían real.
La veracidad del relato fue mantenida por ambos protagonistas hasta su muerte (Barney falleció en 1969 y Betty en 2004).

En 1966, el escritor John G. Fuller obtuvo la cooperación de los Hill y del Dr. Simón, y escribió el libro “The Interrupted Journey” (El Viaje Interrumpido) sobre el caso. El libro incluye una copia del “mapa de las estrellas” que Betty dibujó. El libro fue un éxito rápido, y pasó por varias ediciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.